Renta

¿Estas dispuesto a alquilar?

Muchos clientes nos preguntan si nos encargamos de rentar la propiedad que compraron como inversión. Y la respuesta es ¡sí! Queremos ayudarte a conseguir el mejor inquilino y de manera rápida.

También, les apoyamos en la búsqueda de un nuevo lugar para vivir, les guiamos paso a paso en todo el proceso y orientamos con la documentación necesaria.

IMG_09052022_005353_(2001_x_3000_píxel)

¿QUÉ DEBO SABER ANTES DE BUSCAR UN ALQUILER?

Antes de comenzar a buscar una propiedad para la renta, lo primero que te recomendamos es buscar la ayuda de un profesional de bienes raíces que pueda ayudarte en todo el proceso. Luego, conocer con exactitud cuánto es tu presupuesto, para que puedas determinar cuáles son las zonas que se ajustan al mismo.

Pasos principales a la hora de alquilar:

1

Reunirte con un agente de bienes raíces. Éste será tu mejor aliado ya que, páginas web y anuncios online deben ser siempre verificados por tu corredor inmobiliario para que no seas víctima de estafas u otros delitos.

2

Determinar presupuesto y ubicación. Los precios en el Sur de la Florida varían dependiendo de la ciudad que selecciones, la ubicación y la cantidad de pies cuadrados. La renta adyacente a las universidades, aeropuertos y grandes empresas o centros de negocios incrementa el costo del inmueble.

3

Recopilar todos los requisitos para la renta. Es importante que antes de ver propiedades, consigas documentos como tus pruebas de ingreso, nóminas de pago o cuentas bancarias para demostrarle al propietario que tienes con qué pagar la renta, récord policial y tener por lo menos el primer mes que se dará como depósito para apartar la unidad.

4

Buscar propiedades dentro de tu presupuesto. A la hora de rentar, hay que ser conscientes de cuánto podemos pagar porque esa es una variable que también tiene en cuenta el arrendatario. Hay que ganar por lo menos tres veces más de lo que pagaremos en renta. Si la casa cuesta 1.000 dólares nuestro ingreso mensual (incluido el de nuestro cónyuge) debería ser de por lo menos 3.000 dólares. Tu agente te enviará un listado de opciones que coincidan conlas características que fijaron sobre la búsqueda.

5

Visitar propiedades. El corredor inmobiliario contactará a los agentes de las propiedades que más te hayan gustado, para hacer citas y que puedas ir personalmente a conocerlas. Hay que tener en cuenta que algunas pueden que tengan todavía a un inquilino en la unidad, por lo que siempre se recomienda hacer estas citas con más de 24 horas de anticipación.

6

Poner oferta de renta. Antes de poner una oferta, el agente de bienes raíces realizará un análisis de comparables donde te mostrará cuáles han sido las últimas unidades rentadas en la comunidad que hayas escogido y en cuánto se rentaron, para de esa manera presentar una oferta que sea justa tanto para el dueño como para ti.

7

Aplicar a la asociación de vecinos o compañía administradora. Para aplicar a la mayoría de las viviendas en renta debes llenar una aplicación o forma, pagar un cargo administrativo y entregar los requisitos por escrito o por email. Ese dinero no es retornable. Si la asociación llegara a rechazar la solicitud, no lo devuelven.

¿Qué documentos necesito para alquilar?

1

Record de crédito con puntuación por encima de 620

2

Identificación válida del estado

3

Demostrar ingresos de al menos 3 veces el valor de la renta

4

Record policial: sin récord criminal y/o récord de desalojos los últimos 3 años

Los inmigrantes que no tienen esos requisitos tienen dos opciones; buscar algún familiar o amigo que le rente una propiedad sabiendo que no reúnen las condiciones, o acudir a una comunidad de renta que reciba inquilinos extranjeros cobrando solo un mes de depósito (sin embargo, no todos aceptan extranjeros). Debe tener en consideración que tener una cuenta bancaria con fondos suficientes puede servir como aval a la hora de demostrar los ingresos.

¿Cuál es la diferencia entre una comunidad de renta y condominios?

Una comunidad de renta de apartamentos corresponde a un grupo de propiedades donde el dueño es uno solo (persona / personas / corporación) y renta las unidades a través de una empresa de administración, que puede ser propia o de un tercero.

Un condominio también corresponde a un grupo de propiedades, pero por cada una de ellas hay un dueño. Una sola persona o corporación puede tener por supuesto varias propiedades. Entre todos los dueños seleccionan una junta de condominio y una junta administradora.

Esa junta administradora tiene a su vez una serie de requisitos para aceptar a los futuros inquilinos, que usualmente son los mismos que el dueño pide a la hora de rentar.

¿Por cuánto tiempo son los contratos?

Los contratos de arrendamiento son por doce meses generalmente, también consigues contratos mes por mes o por seis meses, pero incrementan el valor de la renta mensual.

A los inversionistas les gusta tener un contrato que les garantice el ingreso por un periodo largo, por lo tanto, mientras más largo el periodo del contrato más económica la renta puede ser.

¿Aceptan mascotas?

Uno de los aspectos que puede hacer más complicado la renta, es tener mascota. Muchos condominios y dueños de casa no les gusta que sus inquilinos tengan animales, porque si hay una multa, ésta recae sobre la propiedad.

Si de todas formas queremos conservar a nuestro “mejor amigo” es importante que tenga el record de vacunas al día, así como la chapa de identificación. En algunas propiedades se permiten mascotas con un peso máximo de 20 libras que encajan en la clasificación de perros pequeños o medianos. Por lo general, el dueño pedirá un depósito no reembolsable por la mascota que oscila entre $250 a $500.

Nota: Todo lo anterior puede variar si tu mascota tiene un certificado de servicio o apoyo emocional.
Ir al contenido